Comentario de la clase 14 del 5-11-2016

Docentes invitados: Ana Gutiérrez y Germán Schwindt

Por Verónica Ortiz

En 1971 se autoexcluyeron de la APA (Asociación Psicoanalítica Argentina) dos fracciones: el grupo “Plataforma Argentino” y el grupo “Documentos”. En ambos casos, el freudomarxismo representaba la base ideológica de tal acto. Al abordar el freudomarxismo, Acuña propone situarlo en el contexto del psicoanálisis actual. ¿Qué quedó de eso hoy, qué efectos? Ana Gutiérrez y Germán Schwindt fueron invitados a comentar la obra de dos psicoanalistas cuyas acciones intervienen en tal  ruptura: Marie Langer y José Bleger, respectivamente. Para hacerlo se propuso la lectura del libro de Langer Cuestionamos (Plataforma) y del Manifiesto del grupo “Documentos”.

El libro Cuestionamos, de la Colección Izquierda Freudiana[i], es escrito por Marie Langer y otros veintitrés autores. Langer hace la editorial, además de ser la compiladora. El último capítulo se titula “Psicoanálisis y/o revolución social”, y es un trabajo presentado en el XXVII Congreso internacional de Viena en el año 1971.

Miembro fundador de la APA, Langer nace en 1910 en Viena, cursa estudios de medicina y se recibe en 1935. Continúa su formación en la cátedra de psiquiatría de Heinz Hartmann (analizante de Freud, y uno de los creadores en EE.UU. de la psicología del yo). Comienza su análisis didáctico con Richard Sterba, médico psiquiatra, discípulo de Freud y muy cercano a Wilhelm Reich. Prosigue su formación en el Instituto de Psicoanálisis de Viena, donde es entrevistada por la propia Anna Freud. En 1934, el austrofascismo tomó el poder. El Instituto Psicoanalítico en Alemania sufre un proceso de “nivelación”, que implica:

– La renuncia de todos los miembros judíos.

– La prohibición del análisis didáctico.

-La eliminación del nombre de Freud de todos sus textos. Sus libros fueron quemados y estaba prohibida la terminología analítica.

En ese contexto, Langer y su marido emigran primero a la guerra civil española, luego a Uruguay y, finalmente a la Argentina, donde Marie participa de la fundación de la APA y se dedica al psicoanálisis, como didacta de esa institución, durante 19 años. En 1971 dentro del grupo “Plataforma” renuncia y retoma una posición política marxista: “Ya somos muchos –dice- los que llegamos a la conclusión de que psicoanálisis, marxismo y revolución no son excluyentes y perdimos la fobia al mundo de fuera de nuestra institución”.

Hasta ahí, la biografía. ¿Pero qué de la “vida”, en el sentido que Miller le da en Vida de Lacan, de esa matriz deseo/vida que no se confunde con la biografía? ¿Qué pragmática tiene como consecuencia ese deseo que es enigmático para sí mismo, que no es evidente, y la vida en tanto también un enigma? Implica situar lo que Germán García dice en La entrada del psicoanálisis en la Argentina: había en ese momento un “estallido” de la APA como resultado de dos tipos de factores: externos a la institución, pero también internos. Entre los externos, por ejemplo, la agitación social del Cordobazo, la dictadura militar y, en lo que respecta al psicoanálisis, el movimiento lacaniano con Masotta, los grupos de estudio en la facultad y los psicólogos que no podían entrar a la APA. Pero también importan las causas internas.

Luego de la partida de Pichon Rivière, quien funda su propia institución, la autoridad de los didácticos queda cuestionada. Langer, didacta desde la misma fundación de APA, no había finalizado su análisis con Sterba y tampoco había retomado su análisis con otro analista una vez en la Argentina. Se trató de dos modos distintos de resolver el problema de la “autoridad analítica”: el primero como postulante a didacta, la segunda como didacta. Pichon Rivière  rompe con su analista, Ángel Garma, y deja la APA. Langer ve su autoridad cuestionada y abandona la asociación en pos de una militancia política. Este es el estallido desde adentro.

Por otra parte, Acuña señala que la “plataforma” no es otra versión del psicoanálisis, es el marxismo, en tanto modo de organización social. En este sentido, es distinta de la “excomunión” de Jacques Lacan, realizada como un “retorno a Freud”, desde una perspectiva epistémica, aunque haya tenido un alcance político con la propuesta de un distinto modo de organización institucional.

Por su parte, José Bleger (1922-1972) muere al poco tiempo de que aparece el documento “Cuestionamos”. Dos influencias en los inicios de su carrera de psiquiatra son Gregorio Bermann y Konstantín Gavrilov, a través de quien tiene noticias de Pichon-Rivière, que se convertirá en su analista. Junto a Bermann, Bleger, Thénon, Cabral, formaba parte del Círculo de psiquiatras comunistas. El partido regulaba las posiciones teóricas que tenían los médicos en las prácticas que realizaban y proponía como corriente principal el pavlovismo y la reflexología. Sin embargo, años más tarde, Bleger es expulsado del Partido Comunista debido a la publicación del artículo “Psicoanálisis y dialéctica materialista”. En los años ’60, ya instalado como profesor de Psicología de la UBA,  publica en la revista de la APA, en editoriales que no son del P.C.: Eudeba y Paidós. Sus temas: psicohigiene, psicoanálisis, sociedad y marxismo. En 1971 se excluye de la APA como parte del “estallido” al que ya hemos hecho referencia.

Entonces, planteamos cuál es la posición de Hugo Vezzetti en su libro[ii] al ubicar el freudomarxismo con la psiquiatría más que con psicoanálisis. Raúl Sciarretta, un filósofo de izquierda que, vía Althusser, enseñó Lacan a algunos psicólogos. Reivindicar Sciarretta-Althusser-Lacan, es otra vía de lectura de aquella  de Pichon-Rivière-Masotta-Lacan.

En el ejercicio de tensar la lectura de estos hechos hasta extraer de ellos una referencia para el presente, nos preguntamos: ¿En qué ayudó el freudomarxismo para que los analistas de APA, argumentando desde ahí, haga estallar una institución que había tomado carácter de jerarquías como las de, se podría decir, una iglesia? ¿Qué uso hubo de una teoría y una práctica marxista, sin ser militantes del PC necesariamente, para el cuestionamos? ¿Aburridos, se despertaron con el Cordobazo, o usaron el estallido social para introducirlo en una institución agotada en su burocracia? ¿Es el freudomarxismo, solo un ideal de época? Ahora la izquierda lacaniana ¿sirve para hacer estallar una institución o se asimila?

 

Notas

[i] Langer, M. (comp.): Cuestionamos, 1971, plataforma, documento, ruptura con la APA. Y libro de Gregório Franklin Baremblitt y Mimí Langer. Fecha de publicación original: 1 de enero de 1987

[ii] Vezzetti, H.: Psiquiatría, psicoanálisis y cultura comunista. Batallas ideológicas en la guerra fría, Siglo XXI, Bs. As., 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s